Archives

Uñas negras

Descripción

Quizás no haya nada que afecte tanto a la serenidad y la belleza de un pie como una desagradable uña negra (bueno, tal vez existan algunas otras cosas, pero de todas formas las uñas negras son algo bastante asqueroso). Sin embargo, la coloración oscura anormal de las uñas de los pies no siempre es negra. También pueden lucir de un tono amoratado o marrón, los cuales tampoco son colores que le sienten muy bien que digamos a la decoración natural del pie.

La causa de estas alteraciones en el color suele ser bastante directa; en general se deben a un coágulo de sangre o un moretón debajo de la uña del pie, que muy probablemente se produjo esa vez en que se le cayó su caja de herramientas sobre el pie, o posiblemente se deba a la forma en que sigue apretando los dedos de sus pies dentro del zapato al practicar fútbol.

No obstante, a veces la causa puede ser otra cosa más grave, como un melanoma (o cáncer de piel) que está desarrollándose debajo de la uña del pie. En ese caso, tal vez perciba esa coloración anormal como una raya marrón o negra debajo de la uña. Las personas de piel oscura tienen más posibilidades de sufrir este tipo de melanoma (constituye cerca del 30-40% de los melanomas experimentados por la población que no es de piel blanca); de todos modos, afecta por igual a hombres y mujeres.

Las uñas negras también pueden deberse a infecciones fúngicas (de hongos), a uñas encarnadas (a menudo cuando se encarnan en forma recurrente) o a otros problemas de salud, aunque estas razones tienden a ser más infrecuentes.

Síntomas

Obviamente, el principal síntoma de una uña negra es… por supuesto… una uña negra. O, como decíamos antes, una uña con una tonalidad púrpura o tirando a marrón. Si la alteración del color es provocada por un moretón que se halla debajo de la uña, el sangrado puede hacer que se genere cierta presión sobre la zona, pues tal vez la sangre no tienga una ruta de escape sencilla.

Los melanomas tenderán a manifestarse como una raya debajo de la uña, generalmente oscura, pero ocasionalmente blanca. De todos modos, como pueden manifestarse de cualquier forma, es mejor sospechar de toda alteración en el color de una uña, y es una buena idea visitar a su podiatra. Si no recuerda haberse lastimado la uña de ninguna manera y la raya no desaparece con el tiempo o se vuelve más grande, desconfíe aún más y visite a su médico.

Diagnóstico

Muy probablemente, su podiatra examinará la zona y le preguntará si se ha lastimado el pie en el último tiempo, pues esas lesiones podrían ser un factor en la coloración anormal de la uña. Si se sospecha de la existencia de un melanoma, la única forma de averiguarlo con seguridad es realizar una biopsia del tejido para ver si éste es canceroso. Seguramente esto no es divertido, pero la detección temprana facilita mucho el tratamiento, y con frecuencia suele hacerlo más efectivo.

Tratamiento

Los moretones debajo de las uñas suelen desaparecer con el tiempo, pero usted puede optar por visitar a su podiatra para aliviar la presión debajo de su uña provocada por el sangrado. Mientras su uña se esté sanando, la misma estará más cómoda si evita usar zapatos ajustados y deja un lugar extra en el espacio para los pies.

Los melanomas requerirán de un tratamiento más agresivo. Si la enfermedad es detectada lo suficientemente temprano, su podiatra puede solucionarle el problema con eficacia, simplemente cortando el melanoma mismo. No obstante, en etapas más avanzadas puede ser necesario amputar el dedo afectado. Para evitar la propagación del cáncer, tal vez se deban eliminar los nódulos linfáticos, y el tratamiento también puede incluir otros métodos de combate del cáncer, como por ejemplo la quimioterapia.