Archives

Uñas Gruesas

Descripción

La pizza es, probablemente, una de las comidas más sabrosas del planeta. Uno de los encantos de la pizza es la gran variedad de formas que adopta: guarniciones de todo tipo, desde quesos gourmet hasta espárragos y salchichas, una gran cantidad de salsas (ajo, tomate, Alfredo), variaciones como pizza de postre, ¡y más! Lamentablemente, hay algunos que, en nombre de la pobre pizza, entablan una guerra, Se han librado feroces batallas, hombres y mujeres valientes han dejado la vida (en un sentido metafórico) a causa del Gran Interrogante sobre la Pizza: si es mejor la masa gruesa o fina.

Ahora bien, en el caso de las uñas, un poco de grosor está bien. Es probable que una uña demasiado delgada sea frágil y se quiebre, o que sea propensa a lastimarse. Pero si una uña es demasiado gruesa, se vuelve difícil de recortar, puede golpear contra el interior de su zapato provocándole dolor, y también puede lucir un tanto horrible y causar bastante vergüenza.

Las uñas gruesas de los pies no crecen porque una persona tiene muchas ganas de comer una pizza con masa gruesa. Por el contrario, si las uñas de sus pies comienzan a volverse más gruesas, esto puede deberse a muchas otras causas (Ahora bien, si en ellas empiezan a crecer pepperoni y aceitunas, probablemente no exista ninguna buena explicación para ese fenómeno). La infección  fúngica de la uña del pie, la psoriasis, el hipotiroidismo, los espolones que crecen debajo de la uña y simplemente el hecho de envejecer hacen que las uñas se endurezcan y se engrosen, y generalmente acarrean otros síntomas. O bien, si ha sufrido un golpe en el dedo del pie, su uña puede caerse y comenzar a crecer un poco más gruesa que antes.

Síntomas

Los síntomas que pueden acompañar a las uñas gruesas realmente dependen de la causa. Por ejemplo, las infecciones fúngicas de la uña tienden a hacer que la uña luzca amarilla, quebradiza y con mal olor. Si la psoriasis es lo que provoca que sus uñas se engrosen, también puede tener parches de piel irritada (generalmente, rojiza o grisácea y descamada) en otras partes de su cuerpo. Sus uñas también pueden desarrollar hendiduras en la superficie, y pueden sobresalir del lecho ungueal. Incluso puede desarrollar artritis psoriásica, muy parecida a la artritis reumatoidea. El hipotiroidismo puede estar acompañado por un aumento de peso, fatiga, sensación de frío y depresión, entre otros síntomas.

Diagnóstico

Ya sea que su podiatra prefiera la pizza con masa fina o gruesa, esto poco tiene que ver con su capacidad para diagnosticar la causa de sus uñas gruesas (aunque las preferencias en lo que respecta a la pizza pueden ser un tema de conversación muy divertido). Así que, en vez de preguntarle qué le gusta y qué no en la pizza, su podiatra probablemente le pregunte por sus síntomas, como por ejemplo, cuándo sus uñas comenzaron a engrosarse, si presenta otros síntomas, etc. También mirará las uñas de su pie para determinar la causa probable. Si su podiatra sospecha que tiene una infección fúngica, tal vez tome una muestra de su uña para analizarla.

 Tratamiento

Obviamente, el tratamiento asociado con las uñas gruesas del pie dependen de la causa. Las infecciones fúngicas se pueden tratar con medicamentos antifúngicos tópicos (que se aplican directamente sobre la uña) u orales. La psoriasis generalmente implica aplicar ungüentos y cremas, medicamentos orales o inyecciones, fototerapia (exposición cuidadosa a la luz ultravioleta), y técnicas para reducir el estrés (que puede provocar una exacerbación). El hipertiroidismo generalmente se trata con medicamentos orales.

Algunas causas de las uñas gruesas pueden requerir de una intervención quirúrgica para aliviar sus síntomas. Su podiatra puede discutir todas las opciones de tratamiento con usted. (Lamentablemente, si la causa de sus uñas gruesas es el envejecimiento, no hay una cura para esto y su podiatra puede recomendarle algunas cosas en caso de que sus uñas le provoquen incomodidad).

Hay muy pocas cosas que puede hacer para evitar las causas de las uñas del pie gruesas. Para mantener sus uñas saludables, le recomendamos:

  •  Mantenga sus pies limpios y secos. Lávese los pies a diario con agua y jabón, y seque bien sus pies. Use medias que repelan la humedad de su pie (las fibras sintéticas a menudo son mejores que el algodón o la lana). Cámbiese de zapatos y de medias regularmente, preferentemente más de una vez al día. Use zapatos que permitan que sus pies respiren (el cuero es bastante bueno para esto).
  • Córtese las uñas de sus pies en forma recta y no corte los costados de la uña. Mantenga sus uñas cortas para que no superen la altura de su dedo. Además, no debe cortarse las uñas de los pies arrancándolas, sino usando un alicate.
  • Mantenga sus alicates y otros instrumentos de pedicura limpios y desinfectados.
  • Nunca, pero nunca ponga salsa para pizza y condimentos sobre los dedos de sus pies. No es que esto les haga mal, pero simplemente es un poco desagradable.