Archives

Terapia de ondas de choque extracorpóreas

Descripción

Si alguna vez estuvo parado cerca de un parlante o sintió que su interior vibraba cuando tronaba cerca suyo, sabe que ese sonido tiene el poder de llegar hasta lo más profundo de su ser. Lo que tal vez no sepa es que ese sonido también se usa para curar.

La terapia de ondas de choque extracorpóreas, o ESWT por su sigla en inglés (que no debe confundirse con la terapia de ondas de choque extraterrestres, para lo cual necesitará platos voladores) se relaciona con el tipo de terapia de ondas de choque que se usa para las personas que tienen cálculos biliares o renales. En esos casos, el sonido se usa para desintegrar las piedras que causan problemas, si dañar los tejidos blandos alrededor de los cálculos, algo no menor. Por el contrario, la ESWT se usa a menudo para tratar a los tejidos blandos, como los tendones o ligamentos dañados. De modo que, en vez de usar esta terapia para partir los cálculos en miles de pequeños pedacitos, su podiatra puede usarla para pasar ondas sonoras a los tejidos dañados, si tocar los tejidos saludables y estimulando el proceso de curación.

Si elige la ESWT, lo tratarán con una máquina muy rara, lo curarán con ondas sonoras (increíble ¿no?) e incluso tal vez evite una cirugía. Qué afortunado es (y los tratados por platos voladores son más afortunados aún).

Usos

La ESWT, al menos en lo que respecta a los pies humanos, generalmente se usa para tratar la fascitis plantar (también conocida como espolones). La fascitis plantar se desarrolla cuando la fascia plantar, o el tendón que va a lo largo de la planta del pie, se daña. Su podiatra puede tratar este problema usando varios métodos, como la inmovilización (generalmente con yesos), los soportes para el pie (como dispositivos de ortopedia) y medicamentos anti-inflamatorios. No obstante, si estos métodos no disminuyen su dolor, entonces la ESWT puede ser una alternativa a la cirugía. Como el procedimiento se realiza enteramente desde afuera del cuerpo (por eso se denomina extracorpórea) evita los horribles escalpelos.

Qué esperar

La máquina usada en la ESWT parece algo salido de una película de ciencia ficción (incluso es posible que dé vueltas diciendo “¡Peligro, Will Robinson!”). Pero como ya sabemos, hay muchos aparatos médicos que tienen ese aspecto. Quédese tranquilo, el aparato no es de utilería, realmente le ayudará  a curar su pie.

Antes de comenzar, su podiatra tal vez le pregunte en qué lugar exactamente siente dolor. Esto le ayudará a establecer el lugar preciso del dolor en su pie. Tal vez use alguna técnica de diagnóstico por imágenes (a menudo las máquinas de ESWT tienen ultrasonido) para descubrir qué lugar necesita de las ondas sonoras. De hecho, su podiatra puede usar el ultrasonido durante todo el procedimiento para ver bien dónde las ondas están haciendo precisamente su trabajo. Tal vez le apliquen algo para dormir su pie y así evitar molestias durante el procedimiento . Tal vez le coloquen gel (sólo en su pie … en todo su cuerpo sería un poco molesto).

Una vez que ya esté preparado, es el momento de que el cabezal de la máquina empiece a trabajar enviando ondas. El cabezal en general se llena con agua para que ceda cuando ejerza presión sobre su pie. A veces el cabezal se maneja manualmente y en otros casos tal vez deba poner su pie encima del mismo mientras usted se reclina. Luego, se envían las ondas de choque a través del cabezal y hacia su pie. Algunos pacientes sienten molestias o dolor durante el procedimiento, o un poco después del procedimiento, pero con un poco de anestesia debería evitar eso. Tal vez tenga un poco de enrojecimiento, hinchazón o hematomas en el lugar durante un tiempo luego del tratamiento.

El tiempo de recuperación luego de este procedimiento es gradual, ya que la curación que estimula el procedimiento necesita tiempo. La mayoría de los pacientes notan mejoras significativas después de unas treces semanas, pero algunos experimentan un cese del dolor en sólo un día y otros necesitan de meses para curarse por completo e incluso precisan de más tratamientos luego del primero. Cada situación es única. La ESWT aparentemente es efectiva en muchos casos. En algunos estudios ha demostrado ser aproximadamente un 80% a 90% efectiva en la eliminación de los síntomas de los pacientes cuya fascitis plantar no había respondido a otros tratamientos.

Obviamente, la terapia de ondas de choque extracorpóreas no necesariamente es el mejor tratamiento para todos. Su podiatra podrá ofrecerle buenos consejos acerca de qué es lo que le ayudará a solucionar su problema en particular.