Archives

Pie Plano (Niños)

Descripción

Usted puede pensar que hijo es tan adorable como un patito (excepto, si descubrió el frasco de harina por cuarta vez esta mañana), pero existen algunas características que usted espera que no compartan con estas simpáticas aves acuáticas. ¿Ternura? Sí. ¿Plumas? Sería muy inquietante si las tuvieran. ¿Ruidos graciosos similares a los del pato cuando son bebés? Definitivamente. ¿Pie plano? Bueno…quizás sí, quizás no.

En realidad el pie plano en los niños no es algo poco común y no es necesariamente algo para preocuparse, principalmente si el niño es bastante chico. De hecho, casi todos los niños parecen tener pie plano durante los primeros años de vida. Sus pies están bastante acolchonados con grasa y la estructura del pie todavía está en la transición de cartílago a hueso. El arco del pie no suele desarrollarse hasta que los niños tienen aproximadamente dos o tres años.

Además, algunas personas tienen los pies un poco más planos que lo normal. Si los pies de su hijo permanecen planos (o se vuelven planos mientras el niño está de pie) después de los tres o cuatro años, pero no experimenta ningún síntoma (es decir, dolor y otros problemas) de pie plano,  es más probable que el pie siga siendo plano. Sin embargo, en casos como este, todavía es una buena idea llevar a su hijo al podiatra aproximadamente una vez al año sólo para control. (Si su hijo comienza a tener plumas, es probable que tenga que buscar otro tipo de especialista).

Síntomas

Desafortunadamente, algunos niños sienten dolor u otros síntomas por el hecho de tener pie plano. Es probable que su hijo se queje porque siente dolor en el pie o en el tobillo. Además, como el pie plano suele modificar la forma en que el pie y la pierna están alineados, esto afecta a todas las partes del cuerpo, incluso la manera de caminar, su hijo puede sentir dolor en la pierna, la rodilla, las caderas, incluso en la zona lumbar. El dolor también puede aumentar cuando el niño hace actividades físicas como caminar, correr u otra actividad durante un período largo de tiempo.

También puede haber algunos cambios o irregularidades en la apariencia del pie del niño. Algunas veces, el pie plano puede provocar que el antepié (los dedos y la zona delantera) se incline hacia fuera. Esto significa que cuando usted mira el pie de su hijo desde atrás puede ver más dedos en la parte externa del pie que lo normal. El talón también se ve afectado y la planta del pie puede parecer que se inclina hacia fuera. El modo de andar de su hijo puede ser un poco torpe o doloroso. Es probable que los zapatos no le queden bien o que sienta dolor al usarlos. Además su hijo puede negarse a participar en algunas actividades físicas (aunque esto no debería confundirse con un deseo perseverante de ver más TV lo cual no es tan saludable).

Diagnóstico

Aunque es muy probable que el pie plano no presente síntomas (es decir, no provoca dolor), es una buena idea consultar al podiatra para realizar controles anuales, si el pie plano de su hijo continúa después de cumplir los cuatro años o más.

En los casos en que su hijo experimente cierto malestar (o si llora porque no quiere ser más como un pato), debe llevar a su hijo al médico. Su podiatra revisará el pie de su hijo mientras el niño está de pie, sentado, caminando y corriendo. El médico también puede pedirle a su hijo que se pare en punta de pie o al revés, que levante la punta de los dedos. Como el pie plano puede ser provocado por un tendón de Aquiles estrecho, el podiatra puede revisar la tensión del tendón. También puede revisar las rodillas y las caderas del niño, ya que los problemas del pie plano suelen afectar estas zonas del cuerpo.

Observar los zapatos de sus hijos también puede ser de gran ayuda (es decir, controlar si hay callos), puede ver la parte gastada en el calzado de los niños (la parte interna del talón del zapato puede gastarse más de lo normal).

Un historial familiar de pie plano es común; entonces, además de preguntarle el historial medico del niño,  el podiatra le preguntará acerca de los miembros de su familia que hayan sufrido pie plano, ya sea cuando eran niños o adultos.

También se pueden utilizar radiografías para revisar los pies de su hijo (y algunas veces a los niños los entusiasma la idea de ver sus propios huesos).

Tratamiento

Entonces, se determinó que su hijo tiene pie plano. A diferencia de los patitos (cuyo pie plano se adapta a su entorno), los niños pueden necesitar un tratamiento para prevenir el desarrollo de problemas más graves a medida que envejecen y a medida que sus estructuras del pie, que todavía son flexibles, comienzan a solidificarse en la forma de adulto.

La buena noticia es que si su hijo no siente dolor, no se necesita hacer un tratamiento aunque en algunos casos, su podiatra puede recomendar algún aparato ortopédico (plantillas recetadas) para asegurarse de que el pie del niño se desarrolle correctamente. Los aparatos ortopédicos también son útiles para tratar el pie plano con síntomas (dolor), para brindarle al pie un buen apoyo y ayudar al mecanismo de caminar (pie, pierna, cadera, etc.) a que funcione como debería. Usted también puede comprar zapatos (o hacerlos si usted fabricara zapatos en su tiempo libre) que sean como botas  y que la parte de los arcos esté acolchada, aunque debería consultar con su podiatra para ver qué modificaciones serían más útiles. (Su hijo también puede decorar la parte externa de los zapatos con adhesivos de patos, sólo para mostrar solidaridad con sus compañeros patos).

Otro paso en el tratamiento puede ser ayudar a su niño a disminuir o cambiar las actividades que le provoquen dolor. Esto puede ser que no caminen demasiado o que no estén de pie durante mucho tiempo (y sí, dado el nivel de energía de muchos niños, esto puede ser más difícil de lo que parece). En pocas palabras, este no es el mejor momento para una caminata de tres días. Una vez que los pies de los niños se hayan recuperado un poco y cuando los pies tengan el apoyo que necesitan, puede ser posible que vuelvan a la actividad normal.

Algunas veces, los medicamentos antiinflamatorios pueden ser útiles para reducir el dolor relacionado con la inflamación, aunque siempre debe seguir el consejo de su médico cuando toma los medicamentos (principalmente cuando los niños toman medicamentos). Si el músculo tenso de la pantorrilla contribuye al pie plano de su hijo, entonces es recomendable que los niños hagan ejercicios de estiramiento de la pantorrilla.

En casos muy graves, la cirugía puede la opción más factible para mejorar los síntomas de su hijo. Su podiatra puede hablar con usted acerca de la mejor opción para su hijo.

Entonces, después de todo, su hijo no es un patito. En realidad, con el tratamiento correcto, sus niños probablemente no se parecerán en lo más mínimo a patos. Excepto quizás por el hecho de que la siguen por toda la casa. Pero bueno, eso sí da ternura ¿no?