Archives

Hinchazón De La Articulación Del Pie

Descripción

Los globos aerostáticos son muy bonitos, ¿no es verdad? Son brillantes y coloridos, se desplazan tranquilamente por el aire, nos hacen olvidar de nuestros problemas. Lamentablemente, no todas las cosas que se inflan y se hinchan como los globos aerostáticos son bonitas y muchas veces son complicadas. Las articulaciones, por ejemplo, son bastante molestas cuando comienzan a hincharse. Afortunadamente, su amigo podiatra sabe bien cómo ayudarle a reducir la hinchazón y lograr que sus articulaciones funcionen un poco mejor.

La hinchazón es algo totalmente natural. Es el modo que tiene el cuerpo de responder a una lesión o una infección. Luego de un daño a una articulación, se envía más sangre al área para tratar de curarla. Lamentablemente, el aumento de sangre también genera una acumulación de líquido en los tejidos que rodean a la articulación, lo cual tiende a a provocar presión y dolor.

La hinchazón puede estar provocada por muchas cosas. Puede ser el resultado de un traumatismo, como una torcedura o fractura de tobillo, o un golpe en el dedo. O tal vez, la hinchazón puede acompañar a la artritis, un problema que puede estar provocado por los depósitos de cristales en la articulación (en el caso de la gota), la degeneración del cartílago de la articulación (osteoartritis), una enfermedad autoinmune que ataca a las articulaciones (artritis reumatoidea), etc. O tal vez, la hinchazón de la articulación se deba a una infección.

Síntomas

La hinchazón puede aparecer como uno de los primeros síntomas de la artritis. Quienes sufren de artritis reumatoidea por ejemplo, a menudo indican que la hinchazón de la articulación es uno de los primeros síntomas que notan. En el caso de la gota, la hinchazón también puede ser tan grave que la piel sobre la articulación parece estar estirada y brillante.

La hinchazón de la articulación generalmente está acompañada por otros síntomas, como enrojecimiento, calor y rigidez en la articulación, y dolor por supuesto. También puede resultarle difícil caminar, generalmente a causa del dolor, pero en otras ocasiones porque su articulación ha perdido cierta movilidad.

Diagnóstico

Como las causas potenciales de la hinchazón de la articulación son tantas, debe prepararse para darle mucha información a su podiatra, de modo que el profesional pueda elaborar un diagnóstico preciso. Su médico especialista en pies probablemente realice un examen físico de su pie, verificará qué rango de movimiento tiene su articulación y le preguntará sobre sus antecedentes médicos y sus síntomas. Esté preparado para responder preguntas como por ejemplo hace cuánto tiene la hinchazón, si aparece y luego desaparece, si empeora en algún momento (por ejemplo, empeora por la noche o tal vez tiende a empeorar cuando realiza ciertas actividades como correr), y también si alguna vez ha viajado en un globo aerostático (en realidad es muy probable que no le haga esa última pregunta).

Existen algunos exámenes que su podiatra puede sugerirle para determinar la causa de la hinchazón de su articulación. Estos pueden incluir radiografías, tomografías computadas o resonancias magnéticas para ver exactamente qué está sucediendo dentro de su articulación. Además, su médico también puede extraer líquido de su articulación, para verificar que no tenga una infección o para ver si contiene cristales de ácido úrico, en el caso de la gota.

Tratamiento

El tratamiento de la hinchazón de la articulación generalmente apunta a reducir el flujo sanguíneo en la zona. Esto puede lograrse colocando hielo sobre la articulación (aplicar hielo 20 minutos sobre una toalla fina y luego quitar el hielo durante 40 minutos), y elevar su pie al nivel de la cadera, o un poco más arriba. Su podiatra también puede recomendarle que tome medicamentos antiinflamatorios, como ibuprofeno o a veces inyecciones de cortisona.

Por supuesto, su médico tal vez quiera tratar de resolver el problema o lesión que en realidad está provocando la hinchazón. Esto puede lograrse a través del uso de yesos, férulas o dispositivos de ortopedia (como plantillas recetadas) para brindar más apoyo al pie y evitar lesiones futuras. También se pueden realizar sesiones de fisioterapia para ayudar a fortalecer sus músculos. En algunos casos, es necesario recurrir a la cirugía para reducir la hinchazón y restablecer la funcionalidad de la articulación, o su cirujano puede optar por fusionar la articulación para reducir el dolor y la hinchazón.

A algunos pacientes les resulta beneficioso surcar los cielos en una cesta suspendida de un globo lleno de aire caliente. En realidad, esto tal vez no le sirva para su caso. Pero los paseos en globo aerostático (o incluso mirar imágenes de globos aerostáticos) pueden ayudarle a recordar que, aunque sienta dolor y molestias en sus articulaciones cuando éstas se hinchan, algunas cosas infladas e hinchadas también son bonitas.