Archives

Dolor de tobillo

Descripción

Los tobillos pueden ser una parte muy delicada del cuerpo. Si alguna vez estaba cruzando la calle y se esguinzó el tobillo, o se lo dobló mientras estaba patinando, o si tiene un dolor de tobillo crónico como gota o artritis, es consciente de esta situación.

Probablemente, el dolor de tobillo más común es el de un esguince, lo cual es el estiramiento o el desgarro de los ligamentos que unen los huesos y mueven su tobillo. Este estiramiento puede ocurrir cuando el tobillo se inclina hacia adentro o hacia afuera del pie, esto provoca que los ligamentos se estiren más de lo que pueden soportar. Sin embargo, los esguinces no son el único tipo de lesión que puede provocar dolor de tobillo: las fracturas del hueso del tobillo pueden ser un problema, o quizás el tobillo es inestable. El dolor puede estar originado en la gota (una acumulación de cristales de ácido úrico en las articulaciones), artritis, tendinitis (inflamación de los tendones), síndrome del túnel tarsiano (ocurre cuando los nervios se comprimen), los huesos del pie mal alineados o una infección. Todas estas son diferentes causas para tener en cuenta. Afortunadamente, su podiatra tiene un amplio conocimiento sobre los problemas que pueden afectar los tobillos y podrá determinar cuál es la causa de que su tobillo le provoca tal malestar.

Síntomas

El dolor de tobillo está acompañado de inflamación en la zona, lo que significa que el tobillo se verá hinchado e inflamado, enrojecido y más tibio que la piel en otras partes del cuerpo. También es posible que el dolor sea más severo cuando se apoya sobre ese tobillo o si lo mueve, aunque éste no siempre es el caso.

Tratamiento

Su podiatra es la persona indicada para determinar cuál es el tratamiento indicado. Sin embargo, aplicar el método RICE, un acrónimo de Rest, Ice, Compression, Elevation (Reposo, Hielo, Compresión y Elevación) le ayudará a calmar el dolor que siente por la inflamación. Su médico también puede recetarle o sugerirle medicamentos antiinflamatorios, como el ibuprofeno, o le puede colocar una inyección de cortisona en la zona. Algunos problemas de tobillos pueden requerir fisioterapia, mientras que otros pueden requerir cirugía.